1

Receta de leche condensada casera


Receta de leche condensada casera

Receta de leche condensada casera

La leche condensada es una de esas cosas que amamos desde siempre, una leche cremosa y dulce que sirve como acompañamiento de postres, frutas, cafés y prácticamente cualquier cosa que se te ocurra, sin duda un imperdible del recetario casero.

¿Cómo hacer leche condensada?

Preparar leche condensada en casa es tan fácil que uno suele preguntarse ¿por qué no lo hice antes? El resultado es delicioso, la puedes preparar en la cantidad que necesites, con la textura que más te guste y ya no necesitaras acudir por ella a la tienda de abarrotes.

Información Nutricional

Categoría: Salsas y Aderezos
Cocina: Chilena
Calorías: 400
Preparación: 15 minutos
Cocción: 5 minutos
Raciones: Al gusto

Receta de leche condensada casera

Ingredientes

  • 150 g de azúcar granulada blanca
  • 100 g de leche en polvo
  • 70 ml de agua hirviendo
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 pizca de sal

Preparación

  • 1. En un bol mediano o tazón grande añadir el azúcar, la sal y la mantequilla, añadir el agua hervida, revolver hasta derretir e integrar todos los ingredientes y obtener la consistencia similar al almíbar.
  • 2. Incorporar a la mezcla la leche en polvo, entera o descremada y revolver hasta incorporar por completo y obtener una mezcla homogénea.
  • 3. Verter la mezcla a un vaso minipimer y batir hasta obtener una textura suave y uniforme, sin grumos, verificar consistencia y añadir más agua hirviendo de ser necesario y volver a batir hasta alcanzar el espesor deseado.
  • 4. Verter la leche condensada en un frasco esterilizado y enfriar a temperatura ambiente, conservar tapada y refrigerada hasta el momento de consumo, 5 a 6 días máximo.

¿Sabías qué?

La leche condensada fue inventada a principios del siglo XIX y nació como una forma de conservar y alargar la vida útil de la leche, en una época en donde eran frecuentes las intoxicaciones alimentarias provocadas por el consumo de lácteos en mal estado.

 

Recomendamos

Malta con leche condensada
Receta de pantera rosa